hojas



Protege a tu corazón: consejos para la salud cardiovascular


HÁBITOS SALUDABLES


En México, las muertes a causa de las enfermedades cardiovasculares ocupan uno de los primeros lugares, de ahí que las instituciones de salud realicen campañas de prevención para controlar este problema. Por ello, en este articulo revisaremos un decálogo de una vida saludable para favorecer la salud del corazón.

Consejos clave para el cuidado de tu corazón:

1. Consume alimentos cardioprotectores

Practica una alimentación saludable, equilibrada, variada y por supuesto acude a tu especialista Profood más cercano ya que se encargará de guiarte para conseguir sus metas.
Las frutas, verduras, hortalizas, pescado, aceite de oliva o canola, carnes magras, cereales y lácteos descremados no deben faltar en tu cocina. Recuerda evitar consumir: sal, azúcares y alcohol.

2. Dedícale 30 minutos diarios de ejercicio a tu cuerpo

Elige el ejercicio que más se adapte a tu condición física: caminar, bailar, correr, actividades al aire libre… ¡Muévete por tu salud!

El ejercicio aeróbico aumenta la frecuencia cardiaca y mejora la circulación, pero toma en cuenta que debes comenzar con esfuerzos mínimos y progresar lentamente, con calentamientos minutos antes y estiramientos al finalizar. La intensidad del entrenamiento debe permitirte hablar con alguien mientras llevas a cabo el ejercicio, de lo contrario deberás reducir el ritmo.
Una buena meta es hacer ejercicio durante 30 minutos de tres a cinco veces a la semana.

3. Reduce grasa y no músculo

Vigila la grasa acumulada en el abdomen, ya que es peligrosa para el corazón. Mide tu perímetro abdominal a nivel del ombligo. En la mujer debe estar por debajo de 88 cm y en los hombres por debajo de 102 cm.

4. Comprueba tu presión arterial

Si eres una persona sana, verifica anualmente que tu presión siga por debajo de 140/90 mmHg. Si eres hipertenso, también debes mantenerte por debajo de estas cifras. Si ya has sufrido un problema cardiovascular, cerebrovascular, renal o eres diabético, tu presión tiene que estar por debajo de 130/80 mmHg. En estos últimos casos, los controles y medidas preventivas han de ser continuos.

5. Revisa tus niveles de colesterol y glucosa

La mejor manera de mantenerlos a nivel normal es seguir un plan nutricional según tus necesidades y objetivos en conjunto con la realización de ejercicio. Si tras un análisis en ayunas tus cifras están por encima de 190 mg/dl de colesterol total y 110 mg/dl de glucosa, debes consultar con tu especialista más cercano, para controlar tus niveles y evitar posibles complicaciones en un futuro.

6. Conoce tu riesgo cardiovascular y cuál debe ser tu estilo de vida

Acude al médico para que te realice un examen físico y revise tus antecedentes personales y familiares. Además, consúltale qué tipo de plan alimenticio debes seguir, qué ejercicios hacer, qué factores pueden perjudicar a tu salud, etc. Actuar a tiempo es la clave para reducir futuras complicaciones.

No olvides acudir con tu especialista Profood, ya que cada individuo necesita de requerimientos alimenticios específicos según sus necesidades y objetivos.