hojas



Alimentos para reducir el estrés


HÁBITOS SALUDABLES

Una dieta balanceada contribuye al correcto desarrollo del organismo y al buen ánimo, ya que incluye la ingesta de todos los grupos de alimentos en porciones equilibradas, sin sacrificar sabores. Y si bien las propiedades intrínsecas de un solo producto no repercuten directamente en la salud física y mental, algunos alimentos estimulan el buen funcionamiento de las células nerviosas, ayudando al organismo a mantenerse relajado y menos irritable.

Las vitaminas A, C y E, por ejemplo, combaten la formación de radicales libres. El potasio, el magnesio y el calcio, por otro lado, son imprescindibles para estimular la reacción frente a las hormonas que el cuerpo segrega como respuesta al estrés.

Algunos alimentos que ayudan a calmar el estrés y a contrarrestar sus efectos son:

- Plátano: alimento útil para el sistema nervioso porque contiene vitamina A en grandes cantidades y todas las vitaminas del complejo B. Contiene, además, hierro, calcio, potasio, cobre y magnesio.

- Frutas con vitamina C: entre ellos, la naranja, el kiwi y la piña, los cuales ayudan a reforzar el sistema inmunológico y a mantener la presión sanguínea después de una situación estresante.

- Frutos secos: ricos en vitaminas del grupo B, ayudan a contrarrestar la fatiga y los síntomas del estrés. Entre los más indicados se encuentran las nueces y los pistaches.

-Tés o infusiones: de tila, poleo y valeriana te ayudarán a equilibrar al organismo, por sus efectos químicos en el cuerpo y por el efecto social: tomarse un break después de una sitación complicada ayuda a estabilizar la mente.

-Chocolate amargo: la relajación también proviene de los placeres culinarios más antiguos. Consumir una pequeña cantidad de chocolate 70% cacao aliviará tus antojos y reducirá el estrés.

Además de estos alimentos, intenta regalarte al menos media hora diaria y dirige toda tu atención a tu interior. Desconéctate de los problemas, de las redes sociales, de cualquier distractor que no te permita realizar una introspección profunda sobre lo que agradeces de tu día y también lo que aprendiste. Pero no olvides que, de ser necesario, contacta a un especialista para derivar sanamente tu estrés y tus preocupaciones.

¿Quieres conocer más tips de nutrición? ¡Contáctanos y empieza hoy mismo a vivir los beneficios de una nutrición inteligente.