hojas



Q&A sobre dieta cetogénica


PROFESIONALES DE LA NUTRICIÓN

Preguntas y respuestas del seminario web “Aplicación práctica de la dieta proteinada”

¿Cuáles son las contraindicaciones o beneficios de la dieta cetogénica en estos casos?

- Px con cáncer metastásico.

Para pacientes con cáncer activo, el protocolo está contraindicado absolutamente porque puede favorecer la metástasis. Sólo se podría llevar en pacientes que se hayan curado; sin embargo se establecen controles para observar la posibilidad de recaídas durante un periodo de tiempo determinado según cada tipo de cáncer. Por tanto se requiere una autorización por parte del médico especialista antes de siquiera contemplar la posibilidad de iniciar el protocolo de pérdida de peso.

En el cáncer de mama, por ejemplo, son 5 años después de la extirpación y del tratamiento acompañante si se precisa, y en el cáncer de colon el periodo que debemos esperar suele ser de 10 años para que este proceso reciba el alta definitiva. Hasta entonces, no debe realizarse la dieta. Los alimentos Profood pueden ser consumidos por éstos pacientes como parte de su dieta ya que son proteínas de alto valor biológico y libres de otros compuestos como hormonas y toxinas, pero siempre indicado por un especialista.

- Px que tuvieron cáncer.

Estos pacientes no pueden participar en ninguno de los protocolos, pero pueden comprar alimentos Profood como suplementos. Aunque el protocolo de Profood tiene ciertos aspectos beneficiosos con respecto al cáncer (menores índices de insulina; siendo la insulina un factor de crecimiento de los tumores, menor carga de azúcar (la comida preferida del cáncer) y un énfasis en un PH alcalino), podrían existir riesgos.

Ciertos tipos de cáncer podrían ser estimulados por los cambios hormonales, especialmente los de los órganos reproductores femeninos, como el uterino, ovárico y mamario. Teóricamente, dado que los niveles de estrógeno pueden aumentar durante la fase de pérdida de peso del programa, los tumores receptores-positivos de estrógeno podrían ser estimulados. De nuevo, una autorización por parte del médico especialista debe ser presentada antes de contemplar la posibilidad de iniciar el protocolo.

- Px con hipotiroidismo.

Una de las manifestaciones menos conocidas del Síndrome X es una depresión en el funcionamiento de la tiroides. Ésta es particularmente más pronunciada en mujeres. Este subgrupo de pacientes típicamente presentará un elevado nivel de TSH y bajo de T-3. Ellos seguramente ya se encuentren en una terapia de reemplazo de tiroides. Idealmente debería de obtenerse una prueba de tiroides antes de iniciar el protocolo, pero no es obligatorio.

Desestime con sus pacientes el mito de que una tiroides depresiva no les permitirá tener el éxito que cualquier otro paciente tendría en el protocolo. La insulina “triunfa” sobre la hormona tiroidea: una vez que los niveles de insulina se normalizan, ellos quemarán grasa como cualquier otra persona. También explíqueles que la insulina modera la conversión de T-4 a T-3 (hormona activa de la tiroides) y una vez que la sensibilidad de la insulina se restaura, es muy probable que el funcionamiento de la tiroides se normalice.

Un examen de tiroides deberá repetirse a los 6 meses y en muchas ocasiones la terapia para reemplazo de la tiroides no será requerida, o al menos la dosis será reducida considerablemente.

- Px con fibromialgia

Si no presentan ninguna de las contraindicaciones señaladas, pueden hacer dieta cetogénica sin ningún problema ya que estos pacientes se ven muy beneficiados por los resultados obtenidos.

- Px con síndrome metabólico.

Estos pacientes se ven muy beneficiados, ya que pierden peso, mejora la hipertensión, etc. porque la dieta cetogénica es diurética, mejoran las dislipidemias por la lipolisis que ocupa la grasa del cuerpo como fuente principal de energía y la resistencia a la insulina.

- Px con diabetes tipo I.

No, este protocolo queda contraindicado por el riesgo de una condición fatal conocida como cetoacidosis. El requerimiento de insulina generalmente disminuye (aspecto positivo) y debe mantenerse un monitoreo adecuado del azúcar en la sangre.

Muchos pacientes que han sido diagnosticados con Diabetes tipo I después podrían ser capaces de producir insulina. A medida que el requerimiento de insulina decrece, es prudente que se ordene un estudio de nivel C-Péptido. Un resultado positivo mostrará que el páncreas es todavía capaz de producir insulina y se podría contemplar, como meta a largo plazo, el descontinuar al tratamiento de insulina.

¿Se pueden incluir frutas, oleaginosas y leches vegetales en la dieta cetogénica?

No, porque tienen hidratos de carbono (simples y complejos) que pueden hacer que el paciente salga o no entre en cetosis por los niveles de glucosa.

¿Es peligrosa la pérdida de hasta 10 kg al mes?

No, no es peligroso, ya que esta pérdida está siendo monitoreada por un especialista y lo que hace este tipo de dieta cetogénica es ocupar las reservas de grasa como fuente principal de energía, sin perder masa magra y haciendo un déficit calórico, sin la descompensación de vitaminas y minerales que la mayoría de las dietas tradicionales tienen.

¿Por qué la dieta cetogénica está contraindicada durante el embarazo y la lactancia?

Este tipo de pacientes nunca debe ser puesto en dietas donde restrinjan grupos completos de alimentos, a no ser que haya sido especificado por el Obstetra / Ginecólogo. Nosotros sugerimos que se haga una medición de insulina en ayuno para evaluar el estado de la madre con respecto a la ingesta de hidratos de carbono. A estos pacientes se les recomienda utilizar los alimentos Profood como suplementos alimenticios o colaciones saludables, pero no como parte del protocolo de calorías restringidas.

¿Cómo se producen las calorías o energía a nivel metabólico durante la cetosis?

Durante las primeras 12 a 24 h de haber iniciado el régimen, el cuerpo consume las reservas de glucosa y durante las siguientes 24 a 48 h, las de glucógeno. Una vez agotadas estas reservas glucídicas se inicia la metabolización de las reservas lipídicas, lo cual implica su hidrólisis y, por tanto, la producción de glicerol y ácidos grasos libres. Alrededor del 40% de los ácidos grasos producidos se utilizan de manera directa, principalmente a nivel muscular, mientras que el restante 60% inicia el proceso catabólico de la oxidación, la cual resulta en la formación de acetil-coenzima A (acetil-CoA).

En condiciones metabólicas normales, la concentración total de acetil-CoA se utiliza para producir ATP mediante el ciclo de Krebs. Sin embargo, cuando la concentración de acetil-CoA es alta y sobrepasa la capacidad mitocondrial del ciclo de Krebs, el exceso de este compuesto es utilizado por el hígado para producir cuerpos cetónicos (cetogénesis): acetona, ácido-hidroxibutírico y ácido acetoacético. Tanto el ácido-hidroxibutírico como el ácido acetoacético pueden ser subsiguientemente utilizados como fuente de energía mediante su reconversión a acetil-CoA en la mayoría de los tejidos, incluidos el cardíaco y el cerebral, pero con excepción del hepático.

A este estado metabólico, en el que se utilizan cuerpos cetónicos como fuente de energía, se le llama cetosis. Este proceso metabólico genera una producción de 1400 kcal aproximadamente, más el aporte de lo indicado en el protocolo que son entre 600-800 kcal, en total es un aporte energético de 2000 a 2200 kcal al día.

¿La distribución energética se lleva a cabo con la sustitución de alimentos?

Si, ya que la alimentación aporta las kcal, macro y micro nutrimentos como en una dieta habitual, pero con la diferencia de que se está sustituyendo la alimentación convencional por alimentos más saludables para el paciente.

¿De dónde se obtiene el 100% de vitaminas y minerales en una dieta cetogénica?

Se obtiene por la suplementación exógena obligatoria durante la dieta, con la recomendación de cada especialista acorde a las necesidades metabólicas del paciente.

¿Las calorías deben estar sujetas en el rango 600-800 kcal o existen otros rangos que se puedan utilizar por kilogramos de peso?

No, se encuentran en ese rango, ya que la dieta cetogénica debe ser hipocalórica, ajustada a los macronutrientes que cada paciente necesita y los alimentos saludables para la sustitución de Profood, son bajos en kcal.

¿Los rangos de macronutrientes aplican para ambos sexos?

No, se debe hacer una discriminación por cada tipo de paciente acorde a sus necesidades y patologías si es que las llegara a presentar. Proteínas: de 0.8 a 1.5 g por kg de peso ideal al día. Hidratos de carbono: 30 g para mujeres y 50 g para hombres.

¿Cuál es la forma de colágeno comercial ideal? ¿El colágeno hidrolizado es recomendable?

El colágeno hidrolizado puede consumirse durante la cetosis, solo teniendo cuidado con la formulación (que no contenga saborizantes o azúcares añadidos), recomendable a partir de los 25 años de edad que es cuando comienza a disminuir su síntesis en nuestro cuerpo. En el mercado existen distintas presentaciones: cápsulas, en polvo o líquido, aunque realmente lo importante es la formulación más que la forma/presentación. Dentro de la gama de suplementos de Profood, se cuenta con colágeno hidrolizado en cápsulas.

¿La suplementación es en IDR normal?

La suplementación está basada en el CODEX STAN 203-1995 (norma para preparados dietéticos para regímenes muy hipocalóricos de adelgazamiento).

¿La dosis de omega 3 es considerada dentro la cantidad de lípidos que aporta la dieta cetogénica?

El aporte calórico del suplemento omega 3 de Profood es mínimo: 1 g = 9 kcal, por lo que el total de lípidos de la dieta cetogénica se contempla mayoritariamente en el aporte del aceite de oliva que en el de omega 3.

¿Es posible la ganancia de masa muscular en cetosis?

El protocolo de Profood es personalizado de acuerdo a la cantidad de proteína que requiera el paciente en función de su peso (saludable), siendo de 0.8 a 1.5 g/kg/día para el cuidado y mantenimiento de su masa muscular y demás tejidos durante la pérdida de grasa corporal.

Para ganancia de masa muscular se requiere otro tipo de dieta en donde, además de las proteínas, son importantes los hidratos de carbono. Los alimentos Profood contienen proteína de alto valor biológico con un nivel de digestibilidad del 98% siendo una excelente opción para incluir también en este tipo de enfoque.

¿Cómo se maneja la dieta cetogénica en pacientes vegetarianos?

Debido a las restricciones alimenticias severas que conlleva un estilo de vida completamente vegetariano, no es posible ubicar a estos pacientes en ninguno de nuestros protocolos, a menos que sean ovolactovegetarianos.

¿Se altera el nivel de glucosa en pacientes con metformina?

En primera instancia el protocolo puede ser indicado a pacientes con diabetes tipo II controlada (nunca perder de vista el respaldo médico-nutriólogo) ya que precisamente mejorará la sensibilidad a la insulina, por lo que en algún momento los medicamentos orales, como la metformina, deberá ser ajustada la dosis y eventualmente (en la mayoría de los casos) descontinuadas. Lo que sí es importante es descontinuar los medicamentos hipoglucemiantes y los Inhibidores del Cotransportador Sodio-Glucosa Tipo 2 (SGLT-2).

¿Se pueden observar alteraciones en el colesterol, aunque el paciente pierda peso?

Si, puede haber una disminución por la lipolisis que se genera en la dieta cetogénica, sin presentar un riesgo para la salud. Puede haber dos pequeños repuntes sin importancia a la salida de cetosis y al final de la dieta. Sin embargo, lo normal es que se mantenga en perfiles bajos. Entre los efectos positivos de la dieta a largo plazo se encuentra que el HDL se mantenga en cifras altas incluso meses. Se recomienda suplementar con Omega 3.