6 formas de mantener el peso perdido después de un plan keto

6 formas de mantener el peso perdido después de un plan keto


HÁBITOS SALUDABLES

En la actualidad, una dieta de moda adquiere su fama por dos motivos principales: resultados eficaces y mitos que los desacreditan. Es común relacionar la pérdida rápida de peso con el efecto rebote inevitable, la adquisición de hábitos alimenticios poco sostenibles a largo plazo, además del consumo de sabores y texturas desagradables para la mayoría de los paladares. En consecuencia, se suele abandonar cualquier tratamiento para perder peso incluso antes de iniciarlo.

En el caso específico de la dieta keto, las restricciones de algunos grupos de alimentos representan en el inventario popular un riesgo para la salud, ya que se desconocen las bases científicas que respaldan a los planes cetogénicos. Sobre todo, la preocupación yace en el mantenimiento del peso perdido después del esfuerzo físico y emocional que conlleva el cambio paulatino de hábitos. Y justamente en la transición periódica y constante se adquieren las herramientas necesarias para hablar de un estilo de vida en lugar de una dieta pasajera.

Es por ello que te compartimos 6 consejos claves (adquiridos gradualmente en tu plan alimenticio personalizado para perder peso) que te ayudarán a conservar la figura de tus sueños y a ser más consciente de tu cuerpo y de tu salud integral.

1. Planifica tus comidas.

Así como ordenas tus actividades laborales para hacer rendir tus días, regálate tiempo para organizar tus menús diarios, semanales o mensuales, según tu preferencia. No le dejes al azar la forma en la que alimentas a tu organismo. Establecer horarios específicos para los platillos fuertes y las colaciones te permitirá no saltarte ningún tiempo de comida. Esta estructura también te permitirá salir de la rutina, sacando la creatividad que hay en ti: crea recetas divertidas, adaptadas a tus gustos y a tus horarios.

2. ¡Actívate!

El cambio en tu alimentación es sólo el inicio de un nuevo estilo de vida. Si bien con la dieta keto no es necesario llevar a cabo un plan estricto de actividad física, con la propuesta de ejercicios de tu especialista además de movilidad, adquirirás fuerza, asegurarás el mantenimiento de tu porcentaje de masa muscular y contarás con más energía y buen ánimo para tus actividades cotidianas. De esta manera, después de concluir con tu plan alimenticio tendrás las bases para acompañar tus días de ejercicio. Para apoyarte en este proceso, en Profood contamos con una serie de entrenamientos para diferentes niveles de intensidad que puedes consultar directamente en nuestro canal de Youtube.

3. Relájate y descansa.

Dormir al menos 7 horas diarias le regalará a tu cuerpo la capacidad de reponerse del estrés y el gasto energético cotidiano con la finalidad de prepararse para el día siguiente. Mantener una buena rutina de sueño, con horarios constantes, reforzará en tu organismo el equilibrio y la plenitud. Para lograrlo, puedes valerte de herramientas como la meditación, el yoga o activando tu mente con actividades recreativas alternas a tu trabajo diario. Busca lo que te apasiona y conecta cuerpo y mente; tanto tu espacio como tu tiempo de relajación deben formar parte de tu rutina. No te dejes para después.

4. Elige alimentos ricos en proteínas sobre cualquier otro antojo alto en carbohidratos.

El auge del nuevo etiquetado en México nos ha permitido cobrar consciencia del verdadero contenido nutricional de los antojitos convencionales. Es común acompañar la frase “tengo hambre” de una compra intuitiva, por inercia; en consecuencia, los productos ultraprocesados se convierten en el mejor aliado de un estómago aparentemente hambriento. Sin embargo, después de un plan cetogénico de pérdida de peso, somos más conscientes de lo que necesita el organismo para funcionar con normalidad. En este caso, podemos elegir nuestros sabores de forma empaquetada leyendo con detenimiento (sin prisas por la urgencia del estómago) los ingredientes que estamos por consumir. Una alternativa saciante, nutritiva y deliciosa está en los snacks Profood, desde alimentos listos para consumir como cacahuates o chips de soya, hasta nuggets de pollo para preparar, todos ricos en proteína de alto valor biológico

5. Come de todo, pero de forma consciente.

Ahora que ya sabes distribuir tus tiempos de comida y después de una reinserción periódica de todos los grupos de alimentos, los “atracones” que regían tu vida ya no serán parte de ti. Tomando en cuenta el aprendizaje que adquiriste para lograr tu meta, no te sentirás culpable por consumir una hamburguesa, un chocolate, una malteada o unas papas fritas, sino que saciarás cada uno de tus antojos con porciones más equilibradas, ejercicio constante y con una correcta distribución de vegetales durante el día. A diferencia de tus hábitos anteriores, para mantener tu peso y tu salud elegirás una de todas las opciones en una porción medida y consciente.

6. Mantén una relación a largo plazo con tu especialista.

Después de alcanzar tu meta es imprescindible que la mantengas. La dieta keto representa un nuevo estilo de vida que te llevará a cuidar tu organismo, a respetar tu cuerpo, pero para los momentos de debilidad y de confusión, la relación con tu especialista en nutrición debe ser estrecha. Con su compañía seguirás nutriendo a tu organismo, dándote la oportunidad de fijar nuevas metas para mejorar día con día. Por ejemplo, si requieres aumentar tu masa muscular, acompañar tu alimentación con tratamiento estéticos o brindarle un respiro a tu cuerpo después de una fiesta, tu especialista te brindará las herramientas personalizadas para tus necesidades. ¿Quieres establecer una relación a largo plazo con tu profesional de la nutrición? Envíanos un mensaje para referirte con tu especialista Profood más cercano.

La dieta keto no es sólo pérdida de peso, sino que además una nueva forma de abordar tu salud.